viernes, 27 de noviembre de 2015

Contrainformando desde París


Claudio Pulgar Informa desde París

"Las peores pesadillas de represión y control se están haciendo realidad".

Desde París para nuestrxs amigxs, a 2 semanas de los atentados: Son miles los allanamientos en las casas de personas comunes y corrientes, llegan las fuerzas especiales antiterroristas rompiendo puertas. Hay niñxs heridos. Mucha gente en shock. En el 99% de los casos No encuentran nada y se van. Muchos son sólo musulmanes, muchos otros son sólo militantes de izquierdas, altermundialistas, ecologistas, anarquistas, etc. Se multiplican los activistas y militantes que están "presos" en sus casas por orden judicial, mientras dure la cop21. SI, PRESOS, no pueden salir de sus casas. Todas las casas okupas están siendo allanadas. A miles de activistas extranjeros que venían a la COP21 les han rechazado las visas. Las fronteras están cerradas. Europeos comunitarios que venían a la cop21 no pueden entrar. Han cerrado de la universidad de París 7, debido a que habían actividades anticop21. Los "zadistas" (militantes contra los grandes proyectos inútiles e impuestos) que venían marchando hacia París en bicicletas y tractores, están bloqueados, no pueden entrar. Han identificado, sin detenerlos en el momento, a 58 personas que participaron de la primera protesta no autorizada, en solidaridad con los migrantes y contra el estado de excepción. Es decir, los tenían fichados. Pueden tener hasta 2 años de cárcel, y 7500 euros de multas, sólo por manifestarse pacíficamente. Hay 120.000 policías y militares en las calles. En el parlamento han votado leyes especiales que le dan poderes extrajudiciales a gobierno y a las policías. Todos los partidos han votado en unanimidad, desde la extrema derecha (FN) hasta los traidores del partido comunista (PCF). Sólo 6 diputados han votado en contra, 3 PS y 3 ecologistas, entre ellos uno de origen Chileno. Están prohibidas todas las manifestaciones, especialmente contra la cop21 que iban a ser multitudinarias, pero las ferias navideñas, que son también multitudinarias, los partidos de fútbol y los conciertos, no están prohibidos. Este fin de semana de todas maneras se realizarán manifestaciones, aunque seguro con mucha menos gente, por la prohibición y el miedo.
Grupos neo-fascistas han salido a protestar contra las muestras de duelo de las víctimas de los atentados, culpando a los migrantes, a los árabes, a los extranjeros. El gobierno ha llamado a la gente a poner banderas en las ventanas, fomentando el patriotismo mientras lanzan bombas en varios lugares de medio oriente y en África. El colonialismo y el neocolonialismo siguen más vigentes que nunca. El colonialismo mental es el más peligroso. Hay mucha tensión en el ambiente, muchas sirenas se escuchan, muchos uniformes en las calles, en las plazas. Hace mucho frío, en todos los sentidos. 
Aunque suene cursi, estamos viviendo la doctrina del shock en su máxima expresión. Todo ha sido aprovechado para reprimir cualquier atisbo de protesta contra la COP21 o contra el gobierno.

Hace meses (o años) que en Francia reinaba una supuesta calma social. Hace tiempo que pensaba que esto era un olla de presión, que tenía que explotar por algún lado en las "banlieus" como en 2005, o con las protestas contra la cop21.
Las peores pesadillas de represión y control se están haciendo realidad. No tengo nada que ocultar, a parte de mi visión crítica de la realidad, mi trabajo como investigador en la Universidad y de mi lucha como militante por la dignidad. Pero han logrado que tengamos miedo. Ahora ya no sólo miedo de los terroristas, sino que miedo del estado. Vienen días, meses y años duros. Ellos nos imponen sus guerras, nosotrxs ponemos los muertos, y ahora el miedo. Dejo esto como testimonio. Un abrazo. Ojalá todo mejore y se acabe la angustia. Sólo nos queda resistir.

MCAD INFORMA

sábado, 21 de noviembre de 2015

Terrorismo de Estado contra Pobladores sin Casa

VECINOS HACIENDO GUARDIA EN TOMA PUNTA DE PARRA

Por Ricardo Ruz

Son aproximadamente las 10 de la mañana, los vecinos están alertas, hay un cuantioso contingente policial de punto fijo dispuesto a golpear a los pobladores de la Toma de Punta de Parra apenas reciban órdenes superiores.

Los vecinos pasaron una mala noche, desde hace días que están siendo hostigados y anoche, para romper el cerco comunicacional se tomaron el camino Concepción- Tomé.

El jueves la Compañía de Electricidad CGE ordeno el corte de luz en la toma donde habitan, 100 niños y sus respectivas familias. La orden se llevo a cabo custodiado por un fuerte contingente de policías militarizados.

Evidentemente el rechazo de los pobladores fue inmediato, sobretodo porque han estado tratando, desde que se instalaron en Punta de Parra, negociar con los ejecutivos de CGA para cancelar sus cuentas como corresponde y nunca se esperaron esta respuesta artera porque tampoco se les informo del corte.

Como consecuencia de la violenta acción dictada por la compañía eléctrica y ejecutada por FFEE de carabineros de Chile la vecina Ynge Mariela Zapata fue golpeada y encarcelada, lo suyo fue defender a otra vecina que estaba siendo maltratada por Carabineros, situación que consta y de las cuales tenemos los testimonios gráficos.

La turbia situación es una sucia estrategia de la Inmobiliaria que es la contraparte en el juicio que se lleva a cabo por la situación de Toma de los vecinos. Ha sido la Inmobiliaria la que aplazo el trámite judicial (que debía haber desarrollado antes del término de esta semana), para precisamente dejar sin luz y agua a los vecinos y utilizar este argumento luego en un próximo encuentro judicial diciendo que este grupo de pobladores están en condiciones inhabitables.



Por lo tanto los vecinos esperan que en los próximos días también les corten el agua, entre otras medidas de hostigamientos, lideradas por los abogados de la inmobiliaria, apoyada por el contingente militarizado de FFEE de Carabineros de Chile y permitida por las autoridades locales y regionales que presencian todo desde la platea. Para que hablar de los “honorables” que brillan por su ausencia.

Llamamos a todas las organizaciones sociales a estar alertas, lo que ocurre en Punta de Parra no es un hecho aislado, es parte ya de un política de estado, de terrorismo de estado, de atacar a los sin casa, hombres y mujeres, niños y ancianos, pobladores con muchas carencias.

Son muchas la tomas que hay a lo largo del país que igualmente están siendo hostigados, en estos mismos momentos. La inoperancia o indiferencia del estado, para solucionar el grave escenario que presenta la vivienda social en Chile, sobre todo por el inexplicable hecho de que se mercantiliza la urgente necesidad que tienen miles de chilenos de tener una vivienda digna, los obliga a ocultar la situación, a mentir y criminalizar a los sin casa.

El problema de la vivienda en Chile no es grave es gravísimo.



MCAD Informa

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Grave amenaza en contra de los pueblos del mundo


Por Claudio Pulgar desde París
“No es una guerra entre oriente y occidente, o entre rusos y gringos, o entre musulmanes y católicos. Es una guerra contra los pueblos del mundo”.
París, 18 de noviembre, a 5 días de los atentados del viernes 13. "Securité, inégalité, austerité". La paranoia no termina. Hoy nos despertamos nuevamente con tiroteos, explosiones y operaciones antiterroristas. El ambiente sigue tenso, hay falsas alarmas de ataques todos los días y en muchos lugares. Mucha presencia policial y militar en las calles, sobretodo circulando. No dan ganas de salir del barrio. No he podido acercarme a los lugares donde fueron los atentados el viernes, a pesar de que están muy cerca. Un colega, geógrafo crítico y radical, con quien me reuní el viernes murió en el bataclan. Tenía un hijo de 3 años y su compañera está embarazada de 6 meses. No dejo de pensar en ellos y en todas las víctimas (¡no solo las de París!), y al mismo tiempo en nosotrxs, en mi pequeña hija, en mi compañera, en nuestros amigxs. Los anuncios del gobierno son nefastos, guerra, guerra, guerra, externa e interna. Aprovechando el shock colectivo se anuncian medidas que van en contra de las libertades civiles. No hay derecho a la reunión o a las manifestaciones. (Se anuncian la suspensión de todas las masivas manifestaciones contra la cop21, esa gran farsa planetaria que se pisa la cola, pretendiendo parar el cambio climático con crecimiento y capitalismo verde.) En nombre de la supuesta liberté nos hacen a todos prisioneros de la securité. Los poderes reconocen abiertamente que están aprovechando el estado de excepción para "limpiar" Francia.
Hay muchas detenciones y allanamientos que no tienen que ver con los atentados, por ejemplo expulsiones de casas okupas. El gobierno ha adoptado sin complejos el lenguaje y las propuestas de la derecha y de la extrema derecha. Los medios reaccionarios piden aprovechar que los militares están en las calles para limpiarlas, sobre todo en los barrios populares. La derecha ha propuesto abrir campos de internamiento para los miles y miles de sospechosos. Yo podría ser uno, por tener barba y ser moreno. Han cambiado egalité por inegalité. Como por arte de magia anuncian que ahora si hay recursos para la guerra externa e interna. Demostrando que el pacto de austeridad, que le ha quitado recursos a la educación, a la salud, a la seguridad social y a los derechos sociales en general para pagar la crisis financiera (socializando las pérdidas, privatizando las ganancias), si se podía contestar. Pero claro, para las grandes mayorías que sufren la cesantía de masas, la precariedad y la exclusión, sólo queda esperar más atentados viendo los noticiarios. Hasta ahora todos los "terroristas" son franceses, hijos de la exclusión, la discriminación, la precariedad. Están tratando de cambiar la solidarité por la austerité. Por mientras en la bolsa las empresas de seguridad y armamentos suben sus acciones. Este año Francia ha vendido más armas que nunca al extranjero. Este año los príncipes Qataries y Saudies han sido recibidos con honores, mientras financian a los terroristas. Nos han impuesto la guerra en la vida cotidiana, en nuestros barrios, pero no es nuestra guerra, y no lo será. Más que nunca necesitamos claridad. Y decir fuerte NO a la guerra. Y encontrarnos y organizarnos. 

PD: basta de memes y fotos conspiratorias. Basta de citar a RT como la verdad o Al Asad como un demócrata socialista. Es igual que creerle todo a CNN, pero al revés. No es una guerra entre oriente y occidente, o entre rusos y gringos, o entre musulmanes y católicos. Es una guerra contra los pueblos del mundo. Un poco de reflexión. Un poco de pudor. Mucha alteridad, mucha solidaridad.

Comparta y comente si quiere. Un abrazo.